¿Sabías que la taza de infertilidad en México entre su población asciende al 17%? La incapacidad de lograr un embarazo en una pareja atañe tanto a hombres como a mujeres, siendo los primeros, quienes ocupan el 40 % de los casos.

 

Las causas de infertilidad masculina son diversas; van desde trastornos hormonales, baja producción de esperma o de la calidad de la producción espermática, disfunción eréctil, exposición prolongada a sustancias tóxicas que afectan al organismo, drogadicción, problemas de la tiroides y factores endocrinológicos, contusiones y fuertes golpes en la zona genital, entre otros.

 

En la mayoría de las situaciones anteriores, la esterilidad masculina tiene solución, siendo pocos los casos, donde no existe un remedio, hasta ahora conocido para atenderla.

 

Si eres varón y has intentado concebir sin éxito durante hace más de un año, es necesario aprender a identificar señales de alerta, de que pudieras encontrarte ante una situación de infertilidad.

 

Los síntomas más comunes de la esterilidad masculina son:

 

-Dificultades para eyacular o presencia de bajo volumen de esperma.

-Disfunción eréctil.

-Inflamaciones o dolor intenso en testículos.

-Anomalías cromosomáticas hormonales, como la escasez del vello facial o corporal.

-Antecedentes de problemas prostáticos.

-Intervenciones quirúrgicas previas en testículos, pene o escroto.

 

Si después de un año de haber intentado tener un hijo con tu pareja, no lo has conseguido, y/o has notado la presencia de alguno de los síntomas anteriores, lo más recomendable es acudir con un médico urólogo, especialista en esterilidad masculina, como lo es el Dr. Adán Valenzuela Arenivar, quien te atenderá con la ética y calidad humana que le distinguen, para iniciar con el tratamiento adecuado.